Vélez Blanco

Me Gusta Almería!!

El imponente Castillo de Vélez-Blanco corona el pueblo como otero excepcional de una parte de la provincia de Almería alejada del mar. Su situación de dominio sobre el valle ha sido siempre motivo de elogio: abundancia de agua y fuentes, una vega extensa y fértil, unido a su magnífica posición defensiva (además contaba con doble recinto amurallado y tres puertas de acceso - Caravaca, Lorca y Cinco caños-), era el lugar ideal para que D. Pedro Fajardo levantara su magnífico Castillo-Palacio, siendo siempre el centro administrativo del Marquesado, sede del Alcalde Mayor, con jurisdicción en todo el Señorío. Fue la Villa más densamente poblada hasta el S.XVIII en que Vélez-Rubio alcanza el liderato demográfico, económico, comercial, social, y más tarde, (S XIX) el político.