Nunca digas nunca jamás (1983) de Living Keshner

Tierra de Cine!!

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/3

Pues sí, la famosa saga Bond también recaló en tierras almerienses, Nunca digas nunca jamás se trata de un remake de Operación trueno con un presupuesto holgado (36 millones de dólares), y por motivos legales (que sinceramente no alcanzo a comprender) no se la considera dentro de la franquicia de Bond, que ese mismo año compitió directamente (llevándose el gato al agua) con esta con Octopussy, en la que Roger Moore hacía de nuevo Bond todo la hace un Bond un tanto distinto, algo  extraño, exótico. Sea como fuere fue el último papel de Bond de Sean Connery.

El reparto estaba compuesto por el ya mencionado Sean Connery, una jovencísima Kim Bassinger, el veterano Max Von Sydow (que ya era un asiduo a nuestra tierra),  Klaus María Bradauer como malo malísimo, y la bella Barbara Carrera, como artistas principales.

La película tuvo múltiples localizaciones: Francia, Las Bahamas, Gran Bretaña y, obviamente, España. En España al única localización fue en Almería, y en honor a la verdad no estaba planeado así desde el principio sino que fue Sean Connery (quien nos visitaba por cuarta vez) quien lo acabó recomendando ya que el equipo había vuelto de las Bahamas y aún faltaban por rodar algunas escenas. El rodaje en Almería se localizó en  los Escullos, donde se rodaron escenas submarinas, en Cabo de Gata, el puerto de Almerimar y el túnel de la carretera de Aguadulce.